Una inversión segura dentro de un mercado dinámico

Complementar tus inversiones con participación en el mercado inmobiliario, es altamente viable. Consiste en una diversificación de cartera, dentro de un mercado cambiante y fluctuante

 

Hoy en día, el panorama en mercados financieros y accionarios es altamente volátil, provocando incertidumbre en potenciales inversiones.

Sectores alternativos de inversión han surgido, cobrando fuerza el de los metales preciosos y bienes raíces. Éste último, cuenta con dos principales medios de inversión atractivos: el público y el privado.

Inversiones en el sector inmobiliario público

En el sector inmobiliario público se encuentran los Fideicomisos de Inversión en Bienes Raíces (Fibras). Surgieron alrededor de 5 años atrás, causando furor durante el año de su lanzamiento; sin embargo, hoy representan estabilidad y ganancias constantes y consolidadas. Esto es debido a que quienes invierten en ellas, participan en el mercado de bienes raíces con un valor negociable, cuyas ventajas incluyen: la diversificación geográfica de propiedades y de arrendadores a lo largo del vasto territorio mexicano; y ventajas fiscales, que la actual reforma financiera no tocó, a fin de proveer de un incentivo. Esto se traduce en el hecho de que no deberán pagar impuesto a las ganancias de capital recién establecido.

Las Fibras se encuentran en constante crecimiento al ofrecer liquidez inmediata al inversionista. FIBRA UNO fue el primero en colocarse en la Bolsa Mexicana de Valores, consiguiendo el mayo número de activos en términos de adquisiciones, únicamente durante el primer trimestre del año en curso.

Este tipo de acciones han convertido al sector inmobiliario en el motor más importante de bienes raíces generadoras de rentas en México, y en uno de los vehículos clave para recibir aportaciones o efectuar adquisiciones de activos de otros participantes de la industria.

Inversiones en el sector inmobiliario privado

En cuanto al segundo rubro de inversión dentro del sector inmobiliario, tenemos al privado, donde podemos visualizar actores que hoy representan punta de lanza en México, con relación a inversiones exitosas en el sector de bienes raíces. Claro ejemplo de ello, LOMA Desarrollos, empresa líder en la promoción y desarrollo de proyectos inmobiliarios integrales.

Bajo la dirección de Dieter Lorenzen, LOMA Desarrollos cuenta con un modelo de negocio comprobado y exitoso con el que crea centros comerciales, desarrollos residenciales y proyectos de usos mixtos, siempre con socios inversionistas. La estrategia exitosa parte de elegir terrenos estratégicos con excelente ubicación. Ningún desarrollo se inicia, sin antes anclar un buen porcentaje de las plazas con marcas nacionales e internacionales reconocidas. La relación que LOMA Desarrollos tiene con estas marcas comerciales, es excelente, abriendo puertas y oportunidades para replicar exitosamente nuevos proyectos.

En términos generales, el rendimiento obtenido sobre el capital invertido, sería aproximadamente desde un 8% anual al concluir exitosamente la construcción de un centro comercial, y que gradualmente se incrementan con el paso de los años hasta 20% anual, conforme se amortiza el crédito bancario.

En resumen, invertir en un desarrollo inmobiliario con empresas exitosas en el ramo puede generar retornos de dos y hasta cuatro veces a la otorgadas por las Fibras como FIBRA UNO, que cede un retorno de inversión anual del 4.53%.

Fuente: Revista Expansión

Post navigation